Carga eléctrica

En una época tan remota como 600 A.C., los griegos de la antigüedad descubrieron que cuando frotaban ámbar contra lana, el ámbar atraía otros objetos. En la actualidad decimos que con ese frotamiento el ámbar adquiere una carga eléctrica neta o que se carga. La palabra “eléctrico” se deriva del vocablo griego elektron, que significa ámbar. Cuando al caminar una persona frota sus zapatos sobre una alfombra de nailon, se carga eléctricamente; también carga un peine si lo pasa por su cabello seco.

Las varillas de plástico y un trozo de piel (verdadera o falsa) son especialmente buenos para demostrar la electrostática, es decir, la interacción entre cargas eléctricas en reposo (o casi en reposo). La figura 21.1a muestra dos varillas de plástico y un trozo de piel. Observamos que después de cargar las dos varillas frotándolas contra un trozo de piel, las varillas se repelen.

Cuando frotamos varillas de vidrio con seda, las varillas de vidrio también se cargan y se repelen entre sí (figura 21.1b). Sin embargo, una varilla de plástico cargada atrae otra varilla de vidrio también cargada; además, la varilla de plástico y la piel se atraen, al igual que el vidrio y la seda (figura 21.1c).

Estos experimentos y muchos otros parecidos han demostrado que hay exactamente dos tipos de carga eléctrica: la del plástico cuando se frota con piel y la del vidrio al frotarse con seda. Benjamín Franklin (1706-1790) sugirió llamar a esas dos clases de carga negativa y positiva, respectivamente, y tales nombres aún se utilizan.

La varilla de plástico y la seda tienen carga negativa; en tanto que la varilla de vidrio y la piel tienen carga positiva.

Dos cargas positivas se repelen entre sí, al igual que dos cargas negativas. Una carga positiva y una negativa se atraen.

Experimentos de electrostática

  • Los objetos cargados negativamente se repelen entre sí.
  • Los objetos cargados positivamente se repelen entre sí.
  • Los objetos con carga positiva se atraen con los objetos que tienen carga negativa.

Esquema de la operación de una impresora láser.

CUIDADO Atracción y repulsión eléctricas En ocasiones, la atracción y la repulsión de dos objetos cargados se resume como “cargas iguales se repelen, y cargas opuestas se atraen”. Sin embargo, tenga en cuenta que la frase “cargas iguales” no significa que las dos cargas sean idénticas, sino sólo que ambas carga tienen el mismo signo algebraico (ambas positivas o ambas negativas). La expresión “cargas opuestas” quiere decir que los dos objetos tienen carga eléctrica de signos diferentes (una positiva y la otra negativa). ❚

Una aplicación tecnológica de las fuerzas entre cuerpos cargados es una impresora láser (figura 21.2). Al inicio del proceso de impresión, se da una carga positiva al tambor formador de imágenes que es sensible a la luz. Mientras el tambor gira, un rayo láser ilumina áreas seleccionadas del tambor, lo cual deja tales áreas con carga negativa. Partículas cargadas positivamente de la tinta se adhieren sólo en las superficies del tambor en que el láser “escribió”. Cuando una hoja del papel entra en contacto con el tambor, partículas de la tinta se adhieren a la hoja y forman la imagen.

 

Carga eléctrica y la estructura de la materia

Cuando se carga una varilla frotándola con piel o con seda, como en la figura 21.1, no hay ningún cambio visible en la apariencia de la varilla. Entonces, ¿qué es lo que realmente sucede a la varilla cuando se carga? Para responder esta pregunta, debemos analizar más de cerca la estructura y las propiedades eléctricas de los átomos, que son los bloques que constituyen la materia ordinaria de todas clases.

La estructura de los átomos se describe en términos de tres partículas: el electrón, con carga negativa; el protón, cuya carga es positiva; y el neutrón, sin carga (figura 21.3) El protón y el neutrón son combinaciones de otras entidades llamadas quarks, que tienen cargas de y de la carga del electrón. No se han observado quarks aislados, y no hay razones teóricas para suponer que en principio esto sea imposible.

Los protones y los neutrones en un átomo forman el núcleo, pequeño y muy denso, cuyas dimensiones son del orden de 10–15 m. Los electrones rodean al núcleo a distancias del orden de 10–10 m. Si un átomo midiera algunos kilómetros de diámetro, su núcleo tendría el tamaño de una pelota de tenis. Los electrones cargados negativamente se mantienen dentro del átomo gracias a fuerzas eléctricas de atracción que se extienden hasta ellos, desde el núcleo con carga positiva. (Los protones y los neutrones permanecen dentro del núcleo estable de los átomos, debido al efecto de atracción de la fuerza nuclear fuerte, que vence la repulsión eléctrica entre los protones.

La fuerza nuclear fuerte es de corto alcance, por lo que sus efectos no llegan más allá del núcleo.)

a) Un átomo neutro tiene tantos electrones como protones.

b) Un ion positivo tienen un déficit de electrones.

c) Un ion negativo tiene exceso de electrones. (Las “órbitas” son una representación esquemática de la distribución real de los electrones, que es una nube difusa muchas veces mayor que el núcleo.)

Las masas de las partículas individuales, con la precisión que se conocen actualmente,
son

Masa del electrón 5 me 5 9.1093826 1 16 2 3 10231 kg

Masa del protón 5 mp 5 1.67262171 1 29 2 3 10227 kg

Masa del neutrón 5 mn 5 1.67492728 1 29 2 3 10227 kg

Los números entre paréntesis son las incertidumbres en los dos últimos dígitos. Observe que las masas del protón y del neutrón son casi iguales y aproximadamente 2000 veces la masa del electrón. Más del 99.9% de la masa de cualquier átomo se concentra en el núcleo.

La carga negativa del electrón tiene (dentro del error experimental) exactamente la misma magnitud que la carga positiva del protón. En un átomo neutral, el número de electrones es igual al número de protones en el núcleo; en tanto que la carga eléctrica neta (la suma algebraica de todas las cargas) es exactamente igual a cero (figura
21.4a). El número de protones o electrones en un átomo neutro de un elemento se denomina número atómico del tal elemento. Si se pierden uno o más electrones, la estructura con carga positiva que queda se llama ion positivo (figura 21.4b). Un átomo negativo es aquel que ha ganado uno o más electrones (figura 21.4c). Tal ganancia o
pérdida de electrones recibe el nombre de ionización.

Cuando el número total de protones en un cuerpo macroscópico es igual al número total de electrones, la carga total es igual a cero y el cuerpo en su totalidad es eléctricamente neutro. Para dar a un cuerpo una carga excedente negativa, se puede tanto sumar cargas negativas como eliminar cargas positivas de dicho cuerpo. En forma similar, un exceso de carga positiva se crea cuando se agregan cargas positivas, o cuando se eliminan cargas negativas. En la mayoría de casos, se agregan o se eliminan
electrones con carga negativa (y muy móviles); un “cuerpo cargado positivamente” es aquel que ha perdido algunos de su complemento normal de electrones.

Cuando hablamos de la carga de un cuerpo, siempre nos referimos a su carga neta, la cual siempre es una fracción muy pequeña (comúnmente no mayor de 10212) de la carga total positiva o negativa en el cuerpo.

 La carga eléctrica se conserva

En el análisis anterior hay implícitos dos principios muy importantes. El primero es el principio de conservación de la carga:

La suma algebraica de todas las cargas eléctricas en cualquier sistema cerrado es constante.

Si se frota una varilla de plástico con un trozo de piel, ambas sin carga al inicio, la varilla adquiere una carga negativa (pues toma electrones de la piel), y la piel adquiere una carga positiva de la misma magnitud (ya que ha perdido el mismo número de electrones que ganó la varilla). De ahí que no cambie la carga eléctrica total en los dos cuerpos tomados en conjunto. En cualquier proceso de carga, ésta no se crea ni se destruye, solo se transfiere de un cuerpo a otro.

Se considera que el principio de conservación de la carga es una ley universal, pues no se ha observado ninguna evidencia experimental de que se contravenga. Aun en las interacciones de alta energía donde se crean y destruyen partículas, como en la creación de pares electrón-positrón, la carga total de cualquier sistema cerrado es  constante con toda exactitud.

El segundo principio importante es:

La magnitud de la carga del electrón o del protón es la unidad natural de carga.

Toda cantidad observable de carga eléctrica siempre es un múltiplo entero de esta unidad básica. Decimos que la carga está cuantizada. Un ejemplo de cuantización que resulta familiar es el dinero. Cuando se paga en efectivo por un artículo en una tienda, hay que hacerlo en incrementos de un centavo. El dinero no se puede dividir en cantidades menores de un centavo; en tanto que la carga eléctrica no se divide en cantidades menores que la carga de un electrón o un protón. (Es probable que las cargas de los quarks, de y , no sean observables como cargas aisladas.) Entonces, la carga de cualquier cuerpo macroscópico siempre es igual a cero o a un múltiplo entero
(negativo o positivo) de la carga del electrón.

La comprensión de la naturaleza eléctrica de la materia abre la perspectiva de muchos aspectos del mundo físico (figura 21.5). Los enlaces químicos que mantienen unidos a los átomos para formar moléculas se deben a las interacciones eléctricas entre ellos. Incluyen los enlaces iónicos fuertes que unen a los átomos de sodio y cloro para formar la sal de mesa, y los enlaces relativamente débiles entre las cadenas de DNA que contienen nuestro código genético. La fuerza normal que ejerce sobre usted la silla en que se sienta proviene de fuerzas eléctricas entre las partículas cargadas, en los átomos de usted y los de la silla. La fuerza de tensión en una cuerda que se estira y la fuerza de adhesión de un pegamento se parecen en que se deben a las interacciones eléctricas de los átomos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s